Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

odns
Inicio Para que los niños y jóvenes de la región de Bedou en Haití tomen el camino de la Escuela Ignacio de Loyola

Para que los niños y jóvenes de la región de Bedou en Haití tomen el camino de la Escuela Ignacio de Loyola

Ayudemos a los niños y jóvenes a tomar el camino de la escuela, en particular a los de la región de Bedou en Haití y de la Escuela Ignacio de Loyola.

Para que los niños y jóvenes de la región de Bedou en Haití tomen el camino de la Escuela ...

...Ignacio de Loyola, de la Red “Fe y Alegría”, que es la nueva misión de la Compañía de María. 

 

- Para que los niños acudan a clase cada día.
- Para que tengan libros, por lo menos 1 para 3.
- Para que puedan comer, los días de clase, arroz y trigo con algún otro ingrediente (la pasta es para los días de fiesta), que es para muchos de ellos su única comida diaria...

 

 

Hay que pedir a los padres, dentro de los gastos escolares que incluyen un mínimo de mantenimiento de los edificios, su contribución a la energía solar.

...lo que supone por alumno…

- De educación infantil:                         84 €
- De formación básica de primaria:         98 €
- ''    ''         ''          de secundaria:      112 €
- De Instituto:                                     140 €
- De clases especiales de recuperación:   28 €

Lo que implica tener que conseguir cada año 51.660 €.

- Se pide a los padres que paguen los gastos de escolaridad. El asistencialismo total no es una buena solución. Y los niños suelen aportar 50 céntimos (la moneda de curso legal es la Gourde) ¡¡¡para no ser expulsados...!!!

Haití es el país más pobre de nuestro planeta y ¡el recuerdo de la esclavitud está aún muy presente! Todavía seguimos oyendo “¿Quién nos ayuda? ¡Los negros nos vendieron y los blancos nos compraron!” Y la historia de su bandera es muy significativa.
Sin contar que ¡tienen que enfrentarse a menudo a huracanes!

Es urgente hacer algo por esas familias, que forman parte de la gran familia de alumnos de la Red Educativa Internacional de la Compañía de María Nuestra Señora.

Hemos abierto este año la clase de secundaria con 40 jóvenes.

Y vamos a iniciar este nuevo curso con la creación de una clase de retórica, y el año que viene con una de Filosofía.

A pesar de que las obras de construcción no han finalizado aún...

 

 

Las escuelas primarias de la Red van a participar en un cross solidario, como contribución al desafío al que se enfrentan. ¿Van los alumnos de secundaria y del Instituto a reaccionar ante el testimonio de Agnès, que ha pasado un mes de sus vacaciones en Bedou, y a otros llamamientos?

¿Y los padres? ¿Y si nos ayudaran a llevar adelante y a finalizar la construcción del centro?

 

La foto de la cocina demuestra el abismo que nos separa.

 

 

 

Deberíamos hacer algo por ellos, niños, jóvenes y padres de la Red Educativa de la Compañía de María Nuestra Señora... ¡proporcionándoles más recursos para su futuro!