Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

odns
Inicio Colabora con nosotros Cómo colaborar: rezar ”Creo en Dios”
Suscríbete al boletín de noticias
Noticias | Todas las noticias | Abonnez-vous au flux rss
  • ¿Qué sentimos ante el dibujo?

    05
    mars
    2018

    ¿Lo miramos? ¿Qué deseo suscita en nosotros? ¿Nos sentimos próximos de esos niños? ¿De los dos? ¿O con alguna prioridad? ¿Qué podemos decirles?

”Creo en Dios”

“Hay que tener los oídos abiertos, un oído en el pueblo y otro en el Evangelio”, era el lema de Monseñor ANGELELLI, obispo argentino muerto trágicamente durante la dictadura militar argentina.

Aliviar la pobreza

Queremos aliviar la pobreza, y la oración es una de las ayudas más eficaces para hacerlo: nuestras plegarias sostienen nuestra acción y le confieren una dimensión universal.

"Creo en Dios" del pastor Michel Wagner

 
 
Creo en Dios
El Señor que ahora está entre nosotros, que antes estuvo y que volverá.
Creo en nuestra historia habitada, sublevada, fecundada
por el Señor Eterno.
En su Palabra, gozosa, nueva, Él me espera.
En las señales del pan y el vino, Él me espera.
En los gestos del prisionero y del repudiado,
Él me espera… Él me habla, cual misterioso visitante,
cuyo aliento de vida me azota el rostro.
Yo y mis hermanos sabemos que hoy está entre nosotros.


Yo y todos los hombres del pasado
que dejaron su huella en la historia.
El pueblo liberado de la esclavitud y exhortado por los profetas.
El pueblo que entona salmos y es sabio en proverbios.
Rodeado por multitudes de palestinos
y los apóstoles, testigos de su voz humana,
yo entro en el gran cortejo que sigue al Nazareno,
Pablo de Tarso, San Francisco de Asís, Lutero, Juan XXIII,
Martin Luther King y todos los demás
que no creyeron en vano.

Creo que, en medio de los murmullos del mundo,
escucho los golpes con los que llama a nuestra puerta,
distingo los pasos silenciosos de el que viene:
Es por eso que, junto al lecho de los enfermos y los agonizantes, rezo.
Junto a los oprimidos y los torturados, lloro.
Junto a todos los apasionados… busco,
y junto a los luchadores, milito.
Porque Él se aproxima, está ahí.
Él quiebra todas las resignaciones
y despierta las conciencias
y su proyecto eclipsa a todos los demás.
Espero a El Eterno, y su resurrección tiene nombre:
Esperanza.
Creo en el Señor, el de ayer, el de hoy y el de mañana.