Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

odns
Inicio Acciones y proyectos Novedades de los proyectos De Tambo a la universidad - noticia 1
Suscríbete al boletín de noticias
Navegación
Noticias | Todas las noticias | Abonnez-vous au flux rss
  • ¿Qué sentimos ante el dibujo?

    05
    mars
    2018

    ¿Lo miramos? ¿Qué deseo suscita en nosotros? ¿Nos sentimos próximos de esos niños? ¿De los dos? ¿O con alguna prioridad? ¿Qué podemos decirles?

De Tambo a la universidad - noticia 1

En Filipinas: “de Tambo a la Universidad” es un programa notable cuyo objetivo es garantizar el desarrollo humano, partiendo de jóvenes que solicitan becas para realizar sus estudios primarios, secundarios o universitarios. Contamos con un informe en el que se nos explican las últimas novedades.

De Tambo a la Universidad” da nombre a un programa educativo que consiste en la creación de una comunidad en un barrio muy pobre situado en la periferia de Cagayán de Oro.


¿De qué se trata? Este programa está formado por una serie de propuestas encadenadas:

- Las familias del barrio solicitan becas para sus hijos y, para recibirlas, se comprometen a participar en diferentes módulos educativos que se ofrecen como parte del programa.

- El grupo que coordina el programa (una persona representa a cada zona) visita a las familias que tienen más necesidades y recoge las solicitudes de becas que estén justificadas.

- Se analiza la situación familiar y una persona del grupo coordinador valida la solicitud. Se establece entonces un contrato entre las 2 partes, la familia y el centro, en el que se concretan las obligaciones de cada uno: el centro se compromete a financiar la educación del joven, realizar un seguimiento de la misma y facilitar ayudas escolares personalizadas; mientras que la familia se compromete a cumplir todas las contrapartidas, participando en los módulos educativos en los que se desarrollan ciertas competencias que les permiten encontrar trabajo.

- Los alumnos becados, por su parte, se comprometen a asistir a las clases de refuerzo y a todas las actividades previstas.

- Los alumnos de la universidad se convierten después en monitores de los hermanos y hermanas pequeños, que están escolarizados, de la familia del chico o chica que ha obtenido la beca.

- Una persona adulta es la responsable en última instancia de estar en contacto con los centros de enseñanza para realizar un seguimiento más minucioso.


En la actualidad, el número de niños y jóvenes becados asciende a:

  • - 7 en primaria
  • - 15 en secundaria
  • - 16 en la universidad


El centro ofrece actualmente los siguientes módulos de formación profesional:

- Peluqueras y especialistas en cosmética, con la opción “cosmética mágica”. Participan 11 mujeres. El objetivo es que encuentren trabajo en una peluquería o que puedan hacer la manicura o la pedicura a domicilio y estar así en contacto con la población.
- Trabajo de artesanía. 12 mujeres aprenden a fabricar distintos productos típicos y de uso común en los hogares filipinos, utilizando la máquina de coser.
- Curso acelerado. Los cursos para adultos les permiten obtener un diploma de profesor de primaria o secundaria. En este programa participan 12 personas, incluidos algunos jóvenes que ya no tienen la edad necesaria para matricularse en un centro escolar.
- Taller de producción. Tras el paso del tifón Sendong, que causó grandes estragos, la diócesis proporcionó máquinas de coser y sobrehilar. Se ha organizado un taller se costura en el que las mujeres aprenden corte y confección.

 

Algunas de las mujeres que participan en los distintos talleres y que ya no tienen hijos escolarizados han empezado ha desarrollar un trabajo de confección, en el que producen objetos sencillos como cojines, cortinas, chanclas, bolsos, etc. En enero confeccionan los uniformes de los colegios de párvulos o de otras escuelas. Se encargan además de hacer camisetas, vestidos… El material se compra en el marco del programa y cada persona recibe después el dinero correspondiente por las prendas elaboradas. El precio de venta incluye el material, la mano de obra y el coste calculado para cubrir el funcionamiento y el mantenimiento del taller.


 

La mayor dificultad a la que se enfrentan es poder contar con un mercado garantizado. Hasta ahora, las ventas son irregulares y estamos intentando conseguir trabajos por encargo.


No podemos sino admirar todo lo que han puesto en juego los habitantes de este barrio para responder a las distintas expectativas y desarrollar todo su potencial.

 

 

 

Vivo en un barrio muy pobre y tengo muchas ganas de estudiar


 

¿Puedes colaborar en este programa?